15/4/16

Jesús Julián Lucendo


El central del Real Madrid Rubén González fue sustituido a los 26 minutos de un encuentro en el que su equipo visitaba el Sánchez Pizjuán para medirse al Sevilla en 2003. Carlos Queiroz, su entrenador, lo convertía de esa manera en el culpable de dos de los tres goles que los locales habían conseguido hasta ese momento. Sin quererlo y sin saberlo, Rubén había contraido el Síndrome de Lucendo y ya no volvería a jugar con el primer equipo del Real Madrid.

Jesús Julián Lucendo Heredia no es el primer futbolista al que su juventud e inexperiencia convierten en la excusa perfecta para justificar una derrota. Sin embargo, resulta idóneo para acuñar y normalizar el Síndrome de Lucendo. Dicho síndrome no es otro que aquel que afecta a un 5% de los jugadores juveniles de todo el mundo. El mismo provoca al aquejado, generalmente debutante o con un puñado de partidos a nivel profesional, un cuadro psico-patológico de ansiedad, insustancialidad y patosidad tal que cualquiera que lo vea desempeñarse terminará por achacarle todos y cada uno de los males del equipo que lo tenga entre sus efectivos. Así, los aficionados lo silbarán e incluso insultarán, el entrenador eventualmente lo marginará y la prensa con casi total seguridad lo defenestrará.

El Síndrome de Lucendo no es mortal ni mucho menos, pero lamentablemente no tiene cura: Como un herpes, siempre vuelve. Quien lo padece puede continuar desenvolviéndose como futbolista e incluso triunfar, aunque cada tanto sufrirá algún tipo de recaída. La gravedad del síndrome varía y depende de cada sujeto. Jesús Julián Lucendo es uno de los casos más significativos.

Centrocampista técnico, nació el 19 de Abril de 1970 en Ciudad Real, España. Criado en Cornellá y formado en La Masía, Cruyff hizo debutar a Lucendo en partido oficial con el primer equipo del Barcelona en un encuentro ante el Valladolid correspondiente a la primera jornada liguera de la temporada 89/90, en el que también hacían su presentación Ronald Koeman y Michael Laudrup. Que al conjunto azulgrana no se le dan bien los debuts en Liga lo sabemos todos. Lucendo todavía más. Si bien saltó al terreno de juego como titular, fue sustituido en el minuto 56 por Miquel Soler. Las crónicas de la época, si bien destacan sus buenas cualidades y su atrevimiento, hacen hincapié en su condición de juvenil, su escaso rodaje, su ausencia del stage de pretemporada en Holanda y de algunos entrenamientos por estar realizando la mili y fundamentalmente, su ineficacia e ineficiencia a la hora de marcar al centro del campo vallisoletano, así como también de llevar las riendas del juego azulgrana.

Aquel día, Cruyff y la prensa deportiva catalana le cargaron el peso de la derrota: Jesús Julián Lucendo había contraído El Síndrome. No volvería ni siquiera a entrenar con el primer equipo. Lo hacía con el filial pero jugaba con el amateur del Barcelona, donde cuajó una excelente campaña 89/90. En verano fue cedido a la Real Balompédica Linense. Gozó de minutos y oportunidades a lo largo de la temporada 90/91, pero al igual que el resto de sus compañeros se quedó sin cobrar, denunció a la Real a la AFE y esperó ofertas. El Nástic y el FC Andorra fueron los únicos que se interesaron por sus servicios. Lucendo escogió al FC Andorra, donde exceptuando un paso por el Cartagena en la 92/93 permaneció hasta 2002. 

Las crónicas de los partidos de Jesús Lucendo con el FC Andorra destacan su juego y sus goles, por lo que no es de extrañar su convocatoria por la selección...de Andorra, con la que se dio el gusto de enfrentarse a los grandes del fútbol europeo en las eliminatorias para la Euro de 2000 y el Mundial de 2002, disputando un total de 27 partidos y convirtiendo 3 goles. Lucendo se retiró en 2003 en el Santa Coloma luego de sufrir una grave lesión en su rodilla derecha. Desde entonces dirigió al FC Rangers de Andorra y a la selección Sub 21 de ese país.

  
Referencias:
Jesús Julián Lucendo (Ficha en BDFútbol)
"Lucendo dice basta" (El País, 23/11/2003)
"Lucendo, la primera Cruyffada" (El Mundo Deportivo, 02/09/2014)
El Mundo Deportivo (Hemeroteca)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada