23/2/16

Luis Aragonés al Valencia (2008)


No era un secreto: el propio Luis Aragonés había reconocido firmar su contrato con el Fenerbahçe durante la Eurocopa que ganó con España en Austria y Suiza. Ahora bien, la asunción de Juan Villalonga como gestor del Valencia hizo que la unión entre el Sabio de Hortaleza y los turcos a punto estuviese de romperse.

Sucedió a mediados de julio de 2008. Juan Villalonga le prometió el oro y el moro a la afición valencianista: bajar la deuda, jugadores de renombre y reconocido prestigio internacional y un entrenador de la talla de Luis Aragonés, que ya había dirigido al conjunto ché entre 1995 y 1997 y que sabiamente había incluido en su contrato con el Fenerbahçe una cláusula que le permitía marcharse en cualquier momento sin ser penalizado. En la lista de futuribles del empresario aparecían Samuel Eto'o, Rafael Van der Vaart, Rubén De la Red y hasta el mismísimo Xavi. 

Cuando todo parecía hecho y el Valencia podía convertirse por fin en la seria alternativa deportiva y económica al Real Madrid y al Barcelona, sucedió lo impensable...para algunos. Villalonga, que había prometido subsanar la deuda de casi ochocientos millones de euros que tenía la institución valencianista al tiempo que intentaba hacerse con el paquete mayoritario de acciones, fue despedido por Juan Soler, máximo accionista del club, cuando solamente llevaba dos semanas en el cargo. La indemnización que cobró rondó los 10 millones de euros, cerca setecientos mil diarios. Soñar, como podrán comprobar los de la ciudad del Turia, no siempre es gratis...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada