14/5/16

Leganés 03/04


"Quería comprar un club y a través de él obtener beneficios con el traspaso de jugadores. El Leganés me pareció la mejor opción porque estaba muy saneado y nos resultaba seductor tener un club en Madrid con lo que significa el Real Madrid, pero no hemos podido superar la percepción creada de que mi proyecto discriminaba a los españoles. Desde el principio la prensa más que crónicas de los partidos hacía informes del departamento de migraciones. Me equivoqué  al pensar que la comunidad argentina se iba a involucrar en el proyecto. Incluso alguien me llegó a decir que quien nos tenía que subvencionar era el consulado argentino" (Daniel Grinbank)
 
En Agosto de 2003 el CD Leganés pasó de intentar asumir su retorno a  Segunda B a soñar con el ascenso a Primera gracias al descenso del Compostela por impagos y a la presunta compra del 86% de las acciones del club a Jesús Polo por parte de Daniel Grinbank, un empresario argentino que trajo consigo nada más y nada menos que a José Néstor Pekerman como Director Deportivo, a Carlos Aimar como entrenador y a quince (¡quince!) jugadores de su país como para poder conseguirlo: José Chamot, Lucas Alessandría, Pablo Calandria, Claudio Enría, Federico Domínguez, Santiago Khul, Bernardo Leyenda, Claudio Marini, Nico Medina, Mauro Navas, Juan Martín Pietravallo, Mario Turdó, Martín Vitali, Pablo Martín Rodríguez y el hispano-argentino Muñóz Mustafá. 
 
El Leganés de los argentinos generó en un primer momento muchísimas expectativas entre los argentinos que vivían en Madrid, que llegaron incluso a crear alguna que otra peña y fiel a su estilo no dejaban de alentar al equipo en cada uno de los partidos que se disputaban en Butarque. Sin embargo, el paso de las semanas disipó el entusiasmo inicial. A pesar de haber estado a punto de eliminar al Real Madrid de los galácticos en la Copa del Rey, la falta de juego y de resultados, la pérdida del apoyo de la afición y el hecho de conocerse que la compra del club carecía de validez por no haberse oficializado ante la Liga y el CSD, propiciaron la marcha de Daniel Grinbank en Enero de 2004.
 
Con el Leganés a tres puntos de un descenso que materializaría finalizada la temporada y luego de haber cosechado cinco victorias, nueve empates y seis derrotas, Carlos Aimar aprovechó el desconcierto general para dimitir. José Pekerman, que no pudo asumir el cargo de entrenador por no contar con tres años como profesional, tuvo la excusa perfecta para abandonar España. El control del club regresó a un Jesús Polo que se había mantenido como presidente de honor y a la llegada del empresario argentino había declarado: "El Leganés queda en buenas manos, Grinbank no tiene nada que ver con otros que vienen a llevarse el dinero".
 
 
Referencias:
Leganés 03/04 (Ficha en BDFútbol)
"Leganés es argentino" (La Nación, 28/03/2003)
"Grinbank: 'No he huido del Leganés" (Diario AS, 13/01/2004)
"Daniel Grinbank, la cicuta del Leganés" (Fútbol y pasiones políticas, 12/03/2012)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada