19/9/08

Operación Avecilla (II): Óscar Montalbán Ramos "Rubio"

Nacido en Madrid el 17 de mayo de 1976 (justo 31 años antes que O Traveseiro), Óscar Montalbán Ramos debe su sobrenombre futbolistico de "Rubio" a los dorados cabellos que desde siempre adornaron su generosa azotea. El gran despliegue físico que siempre mostró, unido a su portentosa planta, hicieron de Rubio un defensa central en el que tenían depositadas muchas esperanzas los responsables técnicos de la cantera del Real Madrid. De hecho, llegó a debutar en partido de Copa del Rey con el primer equipo durante la temporada 98/99 ante el Valencia en una eliminatoria que se resolvió con un global de 8-2 para los de Mestalla, lo que no fue obstáculo para que su cotización subiese como la espuma y que varios clubes importantes llamasen a su puerta.

Ante la dificultad de establecerse con firmeza en el primer equipo escuchó los cantos de sirena que le llegaban desde A Coruña, y amparado en un error administrativo por parte del Real Madrid, consiguió desvincularse y presentarse en las oficinas del Deportivo con la carta de libertad en la mano, lo cual enfureció sobremanera al entonces presidente blanco Lorenzo Sanz.

Las ilusiones de triunfar en primera división se le difuminaron el día que Irureta dio su lista de descartes para la campaña 99/00, puesto que el nombre de nuestro homenajeado de hoy aparecía allí, y en letras bien grandes. Resignado, aceptó ser moneda de cambio y se marchó cedido al Mérida de 2ª división junto con el portero Nuno para que, a cambio, el delantero brasileño Barata (próximamente lo conocerán con mayor detalle) pudiese recalar en el equipo blanquiazul. Tras media campaña de ostracismo en el conjunto romano, se marchó en el mercado invernal al Toledo donde disfrutó compartiendo entrenamientos y confidencias de vestuario con Nando Có.

En el club manchego volvió a tener minutos y demostró todas sus buenas cualidades, lo que propició que ese mismo verano del 2000 fuese fichado por el Farense, un modesto equipo luso donde todavía permanecía indeleble la huella dejada por dos viejos conocidos como Emir Granov y Lucian Marinescu. Lamentablemente, tampoco en la liga portuguesa encontró acomodo el pobre Rubio, y tras una sola temporada se marchó a la, tan de moda en aquella época, liga escocesa para jugar en el Livingston al lado de David Fernández Miramontes, donde sí pudo tener estabilidad y una buena dósis de éxito en las 4 temporadas que allí estuvo.

Con 29 años, y tras una emotiva despedida del fútbol escocés, fichó por el Rayo Vallecano en verano de 2005, y más adelante haría lo mismo para vincularse con el Pegaso Tres Cantos. Actualmente milita en el Club Galáctico Pegaso, un club de la tercera división madrileña con el que se fusionó su anterior equipo para aunar esfuerzos y "embarcarse en un apasionante proyecto de perspectivas ilimitadas". Sin embargo, Óscar Montalbán Ramos "Rubio" premanecerá en nuestra memoria por siempre con una de las víctimas que vieron truncado su próspero futuro por culpa, al menos en parte, de la Operación Avecilla.

TWITTER

No solo de futbol vive el hombre, tambien puedes jugar a juegos de poker en Internet
Se ha producido un error en este gadget.

SEGUIDORES

ARCHIVO

 
▲ Inicio ▲