25/5/08

Dragoslav Stepanovic

Nacido un soleado 30 de Agosto de 1948 en Rekovac (Serbia), este hombre de fantástico bigote supo hacerse notar en el mundo del fútbol primero como futbolista (OFK Belgrado, Estrella Roja, Eintracht de Frankfurt o Manchester City adornan su currículum) y más tarde como entrenador.

Fascinado por sus lecturas juveniles de aquellas emocionantes novelas de intrépidos exploradores británicos del siglo XIX, tras abandonar la práctica del fútbol profesional Dragoslav Stepanovic decidió dar rienda suelta a aquella ilusión que había permanecido latente desde su adolescencia y no se le ocurrió un modo mejor de seguir ganándose la vida y recorrer mundo que convirtiéndose en entrenador. Su espíritu aventurero no sólo se reflejaba en su forma de vestir o en su espléndido mostacho al más puro estilo Miguel de la Quadra-Salcedo, si no que la nómina de ciudades en las que ha desarrollado su profesión no tiene nada que envidiar a la Ruta Quetzal.

Comenzó su andadura entrenando al Eintratch de Frankfurt, donde, al parecer, había dejado buena imagen de su época de jugador. Más tarde fue el Bayer Leverkusen quien contó con sus servicios hasta el verano de 1995, cuando la directiva del Athletic Club de Bilbao, quizá confundidos por su estética circense, lo contrató para domar a "los leones". En la capital del Botxo, su particular personalidad no pasó desapercibida, pero los éxitos deportivos fueron más bien escasos, siendo destituido a mediados de marzo del 96 tras caer derrotado en San Mamés contra el Valencia, y dejando tras de si un pobre balance de 8 victorias, 10 empates y 13 derrotas, que habían situado al equipo rojiblanco a sólo 4 puntos del descenso.

Tras su paso por Bilbao, fue de nuevo el Eintratch quien volvió a recurrir a sus servicios, antes de que definitivamente se echase a volar por el mundo de equipo en equipo, ofreciendo sus servicios allá donde se le requería sin importarle la categoría, aunque regresando a su querida Alemania cada vez que le llamaban. AEK de Atenas (Grecia), Stuttgarter Kikers (Alemania), Blast FC (Estados Unidos), Rot-Weib Oberhausen (Alemania), Chin Hoa (China), Zamalek (Egipto), KFC Uerdingen (Alemania) y en la actualidad al FK Kukaricki (Serbia). Precisamente, este equipo ha sido noticia recientemente porque el bueno de Steppi (así le gusta que le llamen) obliga a sus jugadores a cantar en el vestuario tras cada entrenamiento o partido para crear buen ambiente.

TWITTER

No solo de futbol vive el hombre, tambien puedes jugar a juegos de poker en Internet
Se ha producido un error en este gadget.

SEGUIDORES

ARCHIVO

 
▲ Inicio ▲